Todos en los 90’s queríamos clores y mucha diversión, algunos querían más grunge y zapatos cómodos y otros, simplemente querías ser más altos. Pero lo que sí es verdad es que la moda era una locura, sobre todo en esa área.

Todos moríamos por ellos y te traemos un top para que no te olvides de tus raíces:

1. Los suecos ruidosos 
Eran los zapatos que más ruido hacían en el mundo, no sabemos qué espíritu nos dijo que eran lo mejor. Todas las mujeres moríamos por unos zapatos de madera.

Además, te hacían caer todo el tiempo ¡Qué oso!

La mejor parte es que moríamos por ellos.Tragarme tierra y déjame en el 2016

2. Sandalias de plástico que teníamos todos los colores

Estás eran más unas “sandalias para sudar”  que eran muy incomodas para un largo paseo (cortos también). Solían romperse muy rápido y con demasiado sol perdían eso que amabamos más, el color.

La mejor parte es que moríamos por ellos.Tragarme tierra y déjame en el 2016

3. Estás sandalías eran el “santo grial” de los 90’s

Estabamos obesionadas con ellas y jurabamos que se nos veían igual que a Kate Moss en la pasarela, pero la verdad es que eran muy pesadas y todo el tiempo hacias el efecto “flip flop”, sonaban como pequeñas ventosas que caminan sobre vídrio.

La mejor parte es que moríamos por ellos.Tragarme tierra y déjame en el 2016

4. ¿Qué? ¿Plástico de nuevo?

Así es, nosotros no nos cansabamos de usar plástico en los pies. A comparación de las anteriores, estás sandalias tenían más tacón y eran rigidas. La verda es que se veían muy cool con unos jeans de campana ¿o no?

La mejor parte es que moríamos por ellos.Tragarme tierra y déjame en el 2016

5. Los zapatos de “niña buena” que todos queríamos 

Eran como los de la escuela pero cool y colores naturales que combinaban con esos sombreros de girasol que nos encantaban, tenían toda la onda para ir a  las tardeadas y nos hacían ver mayores porque tenían tacón. La verdad eran comodísimos

La mejor parte es que moríamos por ellos.Tragarme tierra y déjame en el 2016

6. Más altos, dije ¡Más altos!

Pesaban, pero eran cómodos, eran malos para ejecutar buenos pasos de baile, pero con los pantalones que arrastraban hasta el piso, se veían increíbles. Eran unos zancos noventeros que todas, dije todas, amabamos con todo nuestro corazón.

La mejor parte es que moríamos por ellos.Tragarme tierra y déjame en el 2016

7. Como en Japón, pero ultra altos

Estaban hechos de un polimero parecido al foamy, pero eran cómodos y chic. Eso sí, eran el terror de las calles empedradas.

Dice la leyenda que jamas se acaban, muchas tenemos unos en el closet todavía y no vemos la hora de que vuelvan a estar de moda porque los amamos, aún y si su mejor característica es no ser bellos.

La mejor parte es que moríamos por ellos.Tragarme tierra y déjame en el 2016

 

8. Los hombres tampoco se salvan

Eran muy cómodos y completamente chatos, la verdad es que los zapatos de hombre no cambian mucho pero estos son lo más parecido a una torta de tamal.

La mejor parte es que moríamos por ellos.Tragarme tierra y déjame en el 2016

9. Más tenis altos ¿por qué no?

Tenían la punta redondeada y la verdad no servían para mucho más que para caer sobre los brazos de un ser amado todo el tiempo. No eran para correr, pero se veían increíbles en unas mallas psicodélicas o unos pantalones cortos.

 

La mejor parte es que moríamos por ellos.Tragarme tierra y déjame en el 2016

10. Cerrar con broche de oro

Hombres ¿Es en serio?. Conozco algunos que aún tienen un par de estos para pasear los sábados al perro.

La mejor parte es que moríamos por ellos.Tragarme tierra y déjame en el 2016

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *