¡El verano ha llegado!… llena tu hogar de color

Te compartimos estos trucos bastantes sencillos que solo te llevarán unos minutos y harán de tu hogar un lugar más optimista y acorde con esta estación del año.

1. Usa una gama cromática más atrevida

Reemplaza tus textiles de invierno por colores mucho más divertidos y que den una mayor sensación de luminosidad.Tanto en el interior como en exteriores, el blanco y los tonos azulados son siempre una opción segura. Si tienes un sofá o sillones en el jardín, prueba a cambiar sus fundas y a poner cojines en tonos pastel o, incluso si te atreves, en colores flúor. Le darán mucha vida.

2. Algodón y lino para los textiles

Tu ropa de cama, tu funda del sofá y cortinas, darán una sensación de mayor frescura si están elaborados de algodón o lino.

3. Llena tu casa de flores coloridas

Intensamente ligado con el consejo anterior, lo que se trata es darle más vida a tu casa y añadir elementos que resalten con la luz natural y se vea el colar por nuestras ventanas. Unas buenas flores de colores o plantas de grandes hojas verdes darán la sensación de encontrarse en una zona más tropical.

4. Añade elementos veraniegos a tu decoración

Sí, es exactamente lo que estás pensando. Se trata de añadir en tus paredes, en tus mesas, en tu cocina, en las habitaciones, elementos de estampado veraniego como piñas, barcos, helados, frutas, etc.
Una fabulosa idea puede ser, si dispones de un jardín, instala una hamaca. No necesitas nada más que una tela de lino.

5. Incorpora algo de mimbre

Si tienes la posibilidad, no hay nada que dé más sensación de verano que unos bonitos y elegantes muebles de jardín hechos con mimbre. Sin embargo, cambiar estos no está al alcance de todos los bolsillos. No te preocupes. Puedes incorporar, por ejemplo, pequeños cojines de mimbre con los que sentarte en el suelo. O puedes poner alguna cesta de mimbre como elemento decorativo.

6. Velas

Este sin duda es el consejo estrella, pues es muy fácil de hacer y combina con tu estilo de casa, sea cual sea (nórdico, minimalista, vintag). Hazte con un recipiente de cristal de tamaño mediano y llénalo de elementos marinos: arena de la playa, conchas, piedras del mar… Encima, por una vela. Por el día, dará a tu casa o tu jardín un aspecto de calma y como el que nos transmite el mar. Y por la noche, conseguirás una iluminación cálida y muy mágica.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *