Tu vestido de novia seguramente fue una de las grandes inversiones de la boda, debido a su significado por varias características; representa ese recuerdo de nosotras mismas el día que unimos nuestra vida con el hombre de nuestros sueños, refleja nuestra personalidad única, por lo que cada vestido de novia es completamente diferente.

El día de hoy, te compartimos algunas opciones que puedes realizar con tu vestido después de la boda:

La limpieza es lo primero

la preocupación comienza después de la fiesta, cuando te quitas el vestido con muchísimo cuidado y te das cuenta de los pequeños accidentes que ocurrieron, y es que es bastante normal tener manchas de brindis y tierra por tanto baile.

A diferencia de otros en #7clean, consideramos que no podemos generalizar y aconsejarte soluciones caseras para limpiar esta prenda, ya que como mencionamos cada vestido es único, no solo en gusto, si no en sus tejidos, pedrería, bordados, encaje. Lo que nos lleva a revelarte que una limpieza en casa resulta arriesgada. Nuestro consejo es contactar a los #ExpertosEnLimpieza. 

Te recomendamos que no dejes pasar mucho tiempo para lavarlo después de que lo uses, ya que las manchas tienden a adherirse al tejido dificultando el proceso de limpieza, ya sea que necesiten desmancharlo y lavarlo, o que tengan que repetir este proceso tantas veces como sea necesario antes de que quede como cuando lo compraste.

Reciclarlo es una muy buena opción

Con ayuda de un profesional te recomendamos volverlo un hermoso vestido para una ocasiones más frecuentes, incluso con otro color. También puedes usar la mantilla o velo como un excelente adorno en el moisés de alguno de tus hijos, sobrino o ahijado. El significado de esta prenda hará más especial el regalo para esa personita.

 

Donarlo

Esta es una excelente opción si ya no piensas usar tu vestido. Es perfecto si sabes de alguna amiga especial o familiar que amo tu vestido, y está próxima a casarse, será un regalo tan significativo para un día ideal.

Venderlo

También aplica si ya no piensas usar tu vestido, y es que hay empresas que se dedican a comprar vestidos de novia de segunda mano para venderlos o rentarlos. Esto te ayudará a recuperar un parte de la inversión.

Atesorarlo para siempre

Sabemos que la mayoría de las novias sienten apego por el significado de esta prenda y prefieren atesorarlo. Si eres una de ellas será indispensable que sepas como hacer de la manera correcta. La opción es sellarlo al vacío y guardarlo sobre una superficie plana, sin peso alguno sobre él. ​

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *