Utiliza  la plancha de vapor que seguramente tenías olvidada en un rincón. Si no sabes cómo usarla, no te preocupes porque nosotros te contamos los trucos de este electrodoméstico para sacarte de cualquier apuro:

  1. Leer las instrucciones de uso puede facilitar la tarea; sin embargo, si perdiste el manual puedes continuar con el segundo punto.

  2. Para todos los primerizos: deben asegurarse de que la cámara de vapor se encuentre limpia, esto para evitar manchas en las prendas.

  3. Después, es necesario llenar el depósito de vapor con agua. Es recomendable usar agua tibia o caliente para agilizar el tiempo en el que se calienta la plancha.

  4. Para evitar que tu ropa se queme es importante elegir la temperatura adecuada en nuestro electrodoméstico, es decir,  la cantidad de vapor con la que planchamos de acuerdo al tipo de telas. ¡Antes no olvides conectar la plancha!

  5. ¡Bien! Cuando la plancha se encuentre a la temperatura ideal, con cuidado, coloca la plancha sobre tu prenda  y presiona el botón que se encuentra, generalmente, debajo del asa; esto con la finalidad de liberar el vapor de la plancha que sirve para dejar un mejor acabado en las prendas, pues el calor que desprende el agua evaporada logra que las fibras de la ropa se extienda y permanezcan más tiempo estiradas.

  6. Ya que terminaste, recuerda desconectar suavemente la plancha. Para evitar cualquier deterioro vacía la cámara de agua y coloca tu plancha en posición vertical sobre una repisa o una superficie segura.

  7. ¡Ahora es momento de lucir tu atuendo y dar la mejor impresión!

Resultado de imagen para planchar con vapor

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *