Prendas delicadas como los vestidos, telas bordadas o chamarras de cuero requieren de una forma especial de cuidado para mantenerse  en las mejores condiciones. Te compartimos algunos consejos para que las conserves por más tiempo.

Ropa de cuero

  • Cuelga estas prendas en ganchos que coincidan con el ancho de hombros, así evitarás que el cuero se marque.
  • Antes de guardar la prenda en el clóset, es aconsejable ventilarla por unas horas.
  • Si tiene alguna mancha, recuerda sacarla antes de guardarla.
  • Evita amontonar este tipo de prendas dentro del clóset. Si tienes un vestidor o clóset sin puertas, puedes guardarla en una funda de tela que no sea de nailon para evitar que se formen hongos.
  • Recuerda humectar el cuero con algún producto siliconado. Antes de hacerlo por primera vez, verifica que el producto sea apto para cuero y haz una prueba en un lugar que no sea visible para evitar arruinar la prenda.

Ropa de gamuza

  • Si la prenda se mojó, verifica que no le hayan quedado manchas o marcas.
  • Limpia la prenda con productos específicos, como las gomas de borrar que se venden en locales de reparación de calzados.
  • Nunca mojes tus prendas de gamuza.

Los vestidos y prendas de noche suelen ser muy delicados. Al no tener uso cotidiano, es importante doblar y guardar bien ese tipo de prendas para evitar su deterioro en el armario.

Antes de guardar la prenda, verifica que no necesita limpieza o pequeños arreglos como retoques en un bordado o colocación de alguna lentejuela que se haya caído.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *