Incorpora a tus hábitos diarios de consumo estos pequeños gestos y comenzarás sin darte cuenta a ahorrar agua.

Trucos en el baño

Algo tan común como lavarse los dientes o las manos o afeitarse puede suponer un gran desperdicio de agua si no se hace correctamente. Por eso, asegúrate de tener el grifo del lavabo cerrado mientras realizas algunas de estas acciones. Con ello puedes ahorrar hasta 12 litros por minuto.

Utiliza vaso para lavarte los dientes o llena ligeramente el lavabo para lavarte la cara, las manos o afeitarte.

Trucos en el jardín

Si tienes la suerte de tener un jardín en tu casa, recuerda que es mejor regar al atardecer. De esta manera evitarás la evaporación del agua. -Además, es mejor si utilizas sistemas de riego automáticos, por goteo.

Un buen truco para aprovechar el agua es utilizar la que ha sobrado de las comidas en jarras y botellas o la que has utilizado para lavar frutas y verduras.

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *