¿Cómo preparar la maleta perfecta?

El buen tiempo nos llama a las vacaciones, a una escapada a algún lugar increíble un fin de semana, o por qué no, el viaje al extranjero que siempre hemos querido realizar. La primavera nos llama, implica un boom de planes al aire libre; pero también la llegada de uno de los momentos más temidos por las almas viajeras: hacer la maleta.

 

Si hay una película de terror más grande, es esa sensación espantosa de que se nos olvido algo en casa. Luego sí pasa y nuestro presupuesto se tiene que ajustara una nueva compra.  Si es tu caso, ¡tranquil@! Hoy te damos algunas recomendaciones para evitar que se convierta en una de tus peores pesadillas del año. La clave: elaborar una lista de imprescindibles para que no se quede nada en el tintero, y evitar así ese momento de agobio cuando, al llegar al destino, nos damos cuenta de que hemos olvidado algo vital en casa.

 

Porque, ¿quién no se ha dejado fuera de la maleta la ropa interior alguna vez?, ¿y el cepillo o pasta de dientes? ¿y el cargador del móvil? Para que no se repitan este tipo de situaciones, que pueden empañar nuestro soñado viaje, hemos recopilado una serie de consejos que eliminarán de un plumazo el momento ‘tierra trágame’. ¡Empieza la clase!

 

1. Destino

Antes de elaborar nuestra lista de imprescindibles es fundamental echar un vistazo a la previsión del tiempo. En función de  las condiciones climatológicas y del lugar al que vayamos (mar, pueblo, montaña y ciudad) elaboraremos nuestro dress code.

via GIPHY

 

2. Cómo viajamos

En coche, tren, autobús o avión (importante si viajas en low cost pensar en looks reutilizables). El medio en el que viajamos es fundamental a la hora de pensar qué podemos llevarnos, por el espacio e incluso las restricciones de ciertos artículos (líquidos, metales…). Tenlo muy en cuenta si no quieres que surjan imprevistos no deseados.

via GIPHY

 

3. ¿Cuáles son nuestros planes?

Es importante definir el tipo de viaje al que nos enfrentamos antes de organizar las prendas y complementos que queremos meter en la maleta. No es lo mismo elegir un outfit para hacer turismo, para estar relajados en un alojamiento rural o para unos días de compromisos con comidas, cenas y copas de por medio.

 

4. ‘Wishlist’ de vacaciones

Para evitar estrujar las prendas o subirnos encima de la maleta para poder cerrarla;  elabora una lista con las prendas, complementos y accesorios teniendo en cuenta los consejos anteriores. Así tendrás menos opciones de olvidar algo y podrás cuadrar los looks para los días que dure el viaje. Una maleta perfecta se consigue cuadrando estilismos y diciendo adiós a los ‘por si acaso’ (a no ser que dispongas de espacio ilimitado).

 

 

5. ¡Empieza el puzle!

Primera regla: no meter las prendas a lo loco. Lo mejor es colocarlas sobre una superficie plana (mesa o cama) para poder visualizar todo lo que queremos llevarnos.

– Coloca siempre abajo las prendas que más pesen, como los pantalones; el neceser, evitando así que se manche alguna prenda en caso de que se salga algún producto; y los zapatos, que deben ir separados por pares en bolsas individuales para poder encajarlos mejor. Aprovecha el interior de éstos para guardar complementos o ropa interior.

– Las prendas de lana, punto, denim o algodón es mejor que vayan enrolladas, así ocuparán menos. Sin embargo, las de cashmere o seda deben colocarse lo más arriba posible evitando así arrugas innecesarias. En el caso de las camisas, ‘enfrentadas’, una sobre otra, y con los cuellos levantados.

– Coloca los trajes, blazers (que no deben ir abrochadas sino cruzadas con las mangas hacia delante y dobladas hacia dentro) y vestidos de noche al final;tendrán más aire y se arrugarán menos.

– Los cinturones, mejor estirados siguiendo la forma de la maleta, pegados a las paredes interiores (enrollados ocupan más espacio).

 

Y ¡voilà! Todo listo para disfrutar.

Más ‘truquitos’

Ten en cuenta que, por mucho cuidado que pongamos al trasladar nuestro armario de vacaciones a la maleta, a veces, es inevitable que las prendas sufran.

– Si alguna llega muy arrugada, aprovecha cuando vayas a darte una ducha para colgarla de una percha en el baño. El vapor conseguirá que se reduzcan considerablemente, aunque no es un milagro.

– Para evitar las arrugas más marcadas, puedes colocar papel de cebolla cada vez que dobles una prenda delicada.

– Lo que más vaya a ocupar en la maleta (un abrigo, un bolso, unas botas, un sombrero…), llévalo puesto durante el trayecto. Consejito que también sigue la bloguera de hola.com

– Si vas a facturar, no olvides meter en tu equipaje de mano o bolso algunos imprescindibles como ropa interior, una camiseta de algodón y algunos básicosbeauty, por si tienes la mala suerte de que te la pierdan.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *