Los mexicanos somos personas que nos gusta la fiesta, pero esas fiestas  bien hechas donde todos compartimos y estamos cómodos. A veces eso cuesta mucho dinero y no sabemos cómo hacer una fiesta muy divertida, pero con recursos limitados.

Si pensabas que organizar una fiesta inolvidable es imposible o que requiere mucho presupuesto, amigo estás muy equivocado.

Te damos algunos tips para ahorrar y festejar en grande ¡Que no pare la fiesta nunca!

1. Toma en cuenta el motivo

Puede ser por el puro gusto o por celebrar un cumpleaños, también puede ser temática o de temporada, la idea es tratar de que no se te escape un detalle. Todos guardamos cosas de fiesta en casa, así que pide prestado a tus amigos decoraciones ad hoc.

Por ejemplo, en una fiesta de día de muertos lo que puedes hacer es tapar los focos con una lampara casera de papel china o algún polímero transparente que oscurece el lugar. En una fiesta de cumpleaños puedes hacer actividades tipo feria como una tina con barquitos de papel para que los niños puedan pescar. Usa tu creatividad y recicla.

2. El horario es importante

No te compliques mucho si tu fiesta es muy tarde, pues no necesitas más que mezcladores para el vino y pide a los invitados que lleven su propia bebida favorita para compartir. Así habrá muchas opciones.

Por otro lado si es más temprano y familiar, haz comida muy sencilla. Por ejemplo siempre aplican los hot dogs, a todos les gustan o una sopa de pasta con algún acompañante que hagas en grandes cantidades.

3. ¿Dónde es la fiesta?

Si no puedes usar tu casa o la de algún amigo ¿Pensaste alguna vez en festejar en un parque o lugar público?.

Es muy divertido y muy económico, en varios parques de la Ciudad de México hay opción para ser rentados a un módico precio, o bien, pedir un permiso especial para realizar tu evento. Esta opción es muy padre y sale de los convencional, pero recuerda dejar limpio el lugar y no dejar que los invitados dejen basura por doquier.

4. ¿Ya sabes cuánto puedes gastar?

Es importante fijarse una cantidad y no pasar de ese presupuesto. el mejor modo de controlar el gasto global es hacer una lista de compras, elige solo lo imprescindible y si luego sobra para algún detalle más, más que mejor.

5. Invitaciones por redes sociales

No gastes dinero haciendo invitaciones para cada uno, utiliza en su lugar las redes sociales como Facebook para crear en un par de minutos un evento con todos los detalles y sin que te cueste ni un peso. Así podrás ver además fácilmente las confirmaciones de asistencia.

6. Sé lo más informal posible

Las fiestas más sencillas son las que mejor se pasan, así que no te preocupes por la etiqueta, haz algo sencillo, tus amigos van a estar igual de felices. Elige buena música y haz la fiesta más divertida que puedas y a tus posibilidades.


No hay que olvidarse que un componente de toda fiesta son los invitados y sí están contentos con lo que están haciendo, entonces lo hiciste increíble. Esa felicidad que causa convivir con quien amas es maravillosa, es como magia  de compartir un momento, un momento único e inolvidable.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *