../wp-content/uploads/2016/08/109.jpg

¿Alguna vez te ha pasado que, cuando terminas de lavar alguna prenda, te encuentras con que tu suéter favorito está repleto de pelusas? Pues bien estos restos, además de significar una verdadera  pesadilla a la hora de quitarla de tu ropa, provoca  que tus prendas se vean desaliñadas.  

 

Es por eso que, en esta ocasión te  presentamos unas simples recomendaciones que te ayudarán a conservar en perfecto estado tu guardarropa para que brilles en cualquier situación:

 

1. Junto pero no revuelto: Separar las prendas es fundamental para el cuidado de tu ropa, ya que, toallas  y pañuelos pueden soltar pelusas que se pegarán a otras más delicadas.

 

2. Reglas de color: Aunque no lo parezca, la regla de no mezclar colores oscuros y claros tiene una razón, y es que los restos de las prendas más claras pueden adherirse a las oscuras.  

 

3. Mantenimiento ante todo: Para que nuestra ropa luzca radiante, es importante brindar mantenimiento ocasional a nuestra máquina de lavado, pues, muchas de ellas cuentan con filtros para pelusas que, si no se limpian, podrían opacar nuestros atuendos favoritos.

 

4. ¡Vacía tus bolsillos!: Antes de lavar pantalones, shorts, faldas y demás revisa que los bolsillos no tengan papel u otros materiales, ya que si llegan al ciclo de lavado podrían causar verdaderas molestias  para retirar los residuos de tus prendas.

 

5. Las etiquetas sí son importantes: Checa las indicaciones que se encuentran en las etiquetas de tu ropa, pues muchas de ellas requieren de cuidados especiales, además esto te permitirá conservarlas impecables por mucho tiempo.


6. Menos es mejor: Recuerda prestar  atención a las cargas de ropa, ya que, cuando llenas demás tu lavadora,  la dificultad de movimiento y fricción entre prendas provocan  las espantosas pelusas.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *