Modas muy incomodas que usan las mujeres

No siempre lo que está a la moda favorece nuestra imagen y, lo que es peor, hasta puede perjudicar nuestra salud. Suena dramático, pero es verdad… Por eso a continuación te presento aquellas “prendas peligrosas” que debes aprender cómo llevar para no resultar herida.

Stilettos hasta el cielo.

Son muy bonitos y glamorosos cuando los vemos en las pasarelas, pero ¿existe alguna valiente que se anime a caminar por la calle o subir las escaleras con semejantes zapatos? Los tacones muy altos y de taco muy fino no nos ofrecen el soporte y el apoyo que necesitan nuestros pies para mantener el cuerpo erguido, por lo que claramente dificultan el equilibrio natural, con dolores en los pies, tobillos y espalda. Si decides utilizar este tipo de zapatos sé consciente de que puedes tropezar, caer y golpearte cada cinco minutos, algo realmente peligroso.

 

 

 

Jeans ajustados.

Quedan sexys pero ten en cuenta que una prenda muy adherida al cuerpo puede lastimar tu piel, obstruir la correcta circulación de la sangre en tus piernas y favorecer así la retención de líquidos, una de las causas de la celulitis. Además, pueden resultar incómodos y dificultar tus movimientos.

 

 


 

Bolsos y carteras extra grandes.

Al ser de gran tamaño, tienen la gran ventaja de que nos permiten guardar muchísimas cosas en ellos. Pero, por otro lado, no es saludable que carguemos con algo tan pesado, especialmente si eres de las que anda todo el día con la cartera: te causará dolores musculares en los brazos, contracturas en el cuello y hasta molestias en la cabeza.

 

 

Aros grandes y pesados.

Los aros le dan un toque especial a nuestro rostro y más cuando son bien grandes y brillantes. Sin embargo, si nuestras orejas hablaran, no opinarían lo mismo: los aretes extra large duelen porque no están acostumbradas a cargar con tanto peso. Además, ten mucho cuidado porque pueden abrir aun más el orificio de las orejas en el que cuelgan los aros, algo extremadamente doloroso y que solo puedes corregir con cirugía estética.

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *