Esto parecerá obvio, pero la mejor manera de cuidar una corbata y que esté perfecta a lo largo del tiempo es que no se manche. Las manchas, por pequeñas que sean, logran desintegrar la prenda y hacen que la tela pierda dureza.

Lo mejor para que la corbata no se manche son los alfileres. Estos sujetan la corbata e impiden que esta pueda moverse de lado a lado manteniendo la imprudencia de que se manche. Aunque los alfileres también tienen un problema, y es que la corbata puede dañarse con el agujero. Lo mejor es hacer un agujero en la solapa e intentar no dañar la corbata.

Tipos de corbatas:

  • Seda: Suaves y ligeras. No tolera el agua caliente. Se lavan y planchan en seco.
  • Algodón: Tela más fresca. Si se lavan con agua caliente junto a otras corbatas de diferentes colores se desteñirán y dejarán rastro unas con otras.
  • Lana: Absorbentes, reducen su tamaño con el agua caliente. Si se cuelgan se pueden deformar. Se apelmazan, por esto necesitan de cuidados especiales. No suelen verse mucho en el mercado.
  • Fibras Sintéticas: Se lavan con apenas agua tibia y son muy sensibles al color.

Cómo limpiar manchas en una corbata

En cuanto exista una mancha en la corbata, lo mejor, en este tipo de prendas delicadas es humedecer la zona para que el producto (aceite, vinagre, etc.) no llegue a dañar la prenda. Es bueno actuar con la máxima rapidez posible.

Si la mancha es de grasa o de aceite, lo mejor es aplicar un poco de talco sobre la mancha y dejar esperar para que la mancha lo absorva. El agua fría en estos casos sirve de poco.

Lo mejor, en temas como la corbata es acudir a un especialista. Muchas corbatas se han echado a perder por malas prácticas que a continuación se detallan

Qué no hacer

Una corbata nunca puede ser lavada en lavadora, siempre debe ser lavada a mano. .

Para planchar una corbata utiliza vapor.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *