A medida que vamos creciendo delineamos la manera de ser que nos caracteriza. Empezamos a darnos cuenta de las personas que queremos tener cerca y de cómo queremos vivir nuestra vida. Lo cierto es que el modo en que nos afecta nuestro entorno depende en general de la manera en que nos sentimos con nosotros mismos.

 

Seamos sinceros, si no tenemos una buena relación con nosotros mismos todo lo demás pierde importancia.

En la actualidad y gracias a las redes sociales todos podemos inmiscuirnos en la vida de los demás y podemos caer en comparaciones fáciles que nos generan pensamientos negativos. Por eso hoy más que nunca es importante que conozcas quién eres realmente y que aceptes todo lo que eres con amor y confianza. Una buena manera de concretar ese propósito es aprender a tener una buena relación contigo mismo.

 

Entonces, ¿qué tan bien te llevas contigo?

1# Usas las redes sociales para compartir y no para validarte

Si te sientes bien contigo mismo de seguro utilizas las redes sociales para compartir situaciones o sentimientos propios y para conectar con otras personas.

Si, en cambio, usas las redes sociales para validarte y compararte con otros, la relación contigo mismo puede no ser muy saludable. En este caso intenta reflexionar antes de realizar un post o subir una foto particular, evaluar el motivo y verificar que tu meta sea realmente compartir situaciones memorables con otras personas.

2# Practicas amor propio

Cuando amamos a otras personas nos nace naturalmente el deseo de cuidarlos. Ya sea cocinando una comida rica, unos masajes relajantes o una escucha atenta. Por alguna razón, no siempre nos damos ese cariño a nosotros mismos.

Si eres de las personas que se miman seguido entonces tienes una buena relación contigo mismo. Si te ocurre lo contrario y te olvidas de darte cariño a ti mismo puedes empezar por pequeños regalos todos los días. Por ejemplo, una ducha caliente, un tratamiento para el cabello o un momento de relax.

3# Le das importancia a tu vida sexual

Las personas que se sienten bien consigo mismas no se involucran en relaciones en las que su vida sexual equivale a vergüenza y sacrificio. No ponen en riesgo sus propias necesidades ni trascienden sus propios límites con el fin de satisfacer a otros. En todo caso, reconocen que el sexo es un impulso saludable y una decisión consciente.

Además, consideran que la intimidad es un aspecto más de su vida, ni menos ni más relevante que el resto. Mantente firme en aquello que deseas para tu vida sexual y en los límites que no estás dispuesto a traspasar.

 

4# Piensas primero en ti mismo

Una de las verdades más duras de comprender es que, al final, somos nosotros los que cuidamos de nosotros mismos, nadie más. Por supuesto que hay personas que se interesan por tu bienestar pero nadie sabe mejor que tú lo que necesitas para cada momento. Las personas que se llevan bien consigo mismas se colocan siempre en primer lugar porque son su propia prioridad.

Puedes empezar por alejarte de los vínculos en los que te relacionas con la otra persona desde el sacrificio. Mejor fortalece aquellos en los que tu salud y tu felicidad están siempre presentes.

5# Le prestas atención a tu dinero

Sentirse seguro en el aspecto económico es una forma de demostrar amor propio. ¿De verdad sientes que te mereces vivir en abundancia? Si no es así, esa creencia puede ser el puntapié para comenzar a entender las causas de la escasez en tu vida. Si te gustaría que a tu familia no le faltara nada, piensa de la misma forma pero contigo. Date a ti mismo los consejos que les darías a otros en este respecto y llévalos adelante. Si no se te ocurren consejos sobre abundancia pregúntale a expertos, busca en internet, lee libros. Verás cómo empiezas a revertir esa idea de escasez y empiezas a vivir con plenitud también en lo relativo a tu economía.

Aprender a ser feliz con quien eres no es un proceso que se da de la noche a la mañana. Por eso la práctica constante es fundamental ya que será el comienzo de la transformación de tu realidad hacia una vida con más confianza y más amor propio.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *