A todos no gusta lucir prendas limpias y planchadas, sin embargo hay ocasiones en las que al planchar nuestra ropa en casa nos percatamos que la ropa se mancha o quedan residuos de mugre sobre las mismas.

Para evitar que esto suceda es muy importante retirar toda la suciedad de la plancha, al igual debemos procurar siempre vaciar el agua después de usar la plancha, ya que esto podría dejar restos de cal procedentes del agua usada y manchar nuestra ropa.

Sigue estos pasos para darle un buen mantenimiento y limpieza a tu plancha:

1.- Si la superficie metálica de tu plancha tiene manchas oscuras, coloca abundantes hojas de papel de periódico y extiende encima una capa de sal de grano. Conecta la plancha y, cuando esté tibia, pásala por encima de la sal. Si todavía queda suciedad, puedes limpiarla con un trapo, esperando a que se enfríe para evitar quemarte.

2.- Eliminar los restos de materiales sintéticos que hayan podido quedar pegados a la plancha es muy fácil, primero debes usar una vela con la que frotarás la base de la plancha, de esta forma la cera obstruirá los orificios. Déjala reposar unos minutos y limpia la superficie de la plancha con un estropajo suave. Después conecta la plancha y activa la salida de vapor para destapar los agujeros y retirar toda la suciedad.

3.- Cuando la suciedad está incrustada en la plancha, puedes usar un paño o trapo húmedo con detergente. En este caso, asegúrate que la plancha esté desenchufada y cuando hayas quitado las impurezas, tendrás que quitar los restos y secar la plancha con otro trapo seco.

4.- Algunas planchas también llevan incorporado un sistema de autolimpieza, sobre todo para las válvulas de vapor. Si no sabes cómo utilizarlo, consulta la guía de instrucciones para descubrir cómo limpiar la plancha automáticamente.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *