62

A continuación se muestran algunas normas generales para seleccionar la ropa que nos protegerá de la radiación UV:

  • Los tejidos ajustados son mejores que los tejidos sueltos (si puede ver a través de él, la radiación UV puede atravesarlo).

  • El poliéster es mejor que el algodón.

  • Los colores oscuros son mejores que los colores claros.

  • La ropa seca es mejor que la ropa mojada.

  • Elija prendas con mangas largas, piernas largas y cuellos cerrados para obtener la mayor protección posible.

  • Siempre use sombrero, ya que el rostro y la cabeza reciben una gran cantidad de exposición al sol.

  • Un sombrero hecho de material de color claro en el exterior para reflejar la radiación UV y mantenerlo fresco, y un forro más oscuro en el ala para evitar que la radiación UV se refleja en el rostro

  • No use sombreros ni prendas hechas de redes, malla u otros tejidos holgados, ya que ofrecen poca o ninguna protección UV

Puede considerarse que la ropa ofrece “protección solar” si pertenece a un rango específico de grosor, textura y color. Tenga en cuenta que, al igual que la ropa habitual, la ropa con protección solar puede perder su eficacia. Algunas formas en la que las prendas pueden perder su eficacia sí: queda muy ajustada o si se estira, si se humedece o moja, o si se lava y utiliza repetidamente.

La ropa adecuada puede brindar protección, elegante y cómodamente, frente a los peligros de la radiación UV. Si selecciona su vestimenta cuidadosamente, puede reducir la probabilidad de daño UV a la piel.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *