Todos los días se encuentra más información sobre prevención en salud. La vemos en la televisión, la leemos en las revistas, todo el mundo habla de ella. Aplicarla y prestarle la atención que merece es más sencillo de lo que creemos.

La salud es un estado que debemos conservar en su nivel más puro y aunque nuestro cuerpo es maravilloso, no se considera infalible y necesita nuestra atención constante. En medio de las carreras del día a día y las preocupaciones cotidianas, también podemos darnos espacio para tomar pequeñas medidas que nos ayudan a conservar cada día nuestra buena salud.

Hábitos tan sencillos como desayunar todos los días, recordar la importancia de alimentarse sanamente y oír el cuerpo son algunas de las medidas que vale la pena tener en cuenta.

El solo hecho de subir o bajar por las escaleras, caminar al supermercado en vez de ir en carro, hacer dos minutos de estiramientos al levantarse o antes de irse a la cama, sacar a pasear el perro en vez de pedirle a otra persona que lo haga nos ayudan a estar activos y sanos.

La salud se construye con cada acción que realizamos, al igual que los afectos. Las decisiones que tomamos y las acciones que realizamos continuamente se reflejan en nuestro bienestar diario y en el estado físico y mental del que gozaremos nosotros y quienes tenemos a cargo, sean nuestros hijos, nuestros padres o incluso nuestras mascotas.

Eliminemos ideas como “hoy no tengo tiempo”, “no importa no cuidarse por una vez”, “luego lo hago” y así vivimos un presente lo más sano posible y evitamos  en el futuro padecer enfermedades que nadie quiere sufrir.

Hay eventos impredecibles, pero hay una serie de acciones con las que podemos trabajar para tener un buen estado de salud. La clave es actuar hoy. No dejar abandonado lo importante por lo urgente, dedicarle ese poco tiempo y esfuerzo que requiere construir las bases de una vida equilibrada, sana y feliz para el futuro.

Practicar una actividad física, alimentarse adecuadamente y tener hábitos de vida saludable son pasos elementales que pueden hacer la diferencia en el futuro.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *