Para las personas alérgicas puede significar una pequeña tortura por culpa de pelos de animales, fibras textiles, hongos, ácaros o pólenes. Reduce las molestias propias de la alergia primaveral con unas sencillas pautas en el hogar y en el trato con tus mascotas.

Precauciones con tus mascotas

Sabemos que tu mascota es adorable, pero puede ser el medio de transporte de múltiples alérgenos. Para evitar que la relación se deteriore, lava su ropa de cama cada dos semanas y escógela según su facilidad para el lavado. Además debes empezar a lavar a tu mascota con regularidad desde edad temprana y cepillarla al menos una vez a la semana al aire libre. Evita que entre en los dormitorios o que toque tapicerías. Por último, evita que su piel se vuelva seca y escamosa con una dosis de aceite vegetal en su dieta.

Compra alfombras de fácil limpieza

Las alfombras normales acumulan gran cantidad de ácaros que pueden agravar tu alergia. Evítalas siempre que puedas en tu decoración o compra alfombras lavables.

Ten en casa una buena aspiradora

Compra un modelo con un filtro de aire de alta eficiencia. Evita la acumulación de polvo en casa eliminándolo al menos una vez a la semana.

Utiliza fundas resistentes a los alérgenos

Asegúrate de que el tejido de tus almohadas, colchones y nórdicos es resistente a los alérgenos.

Mantén limpias las cortinas

Las cortinas también atraen a los ácaros, por lo que debes cuidar especialmente su limpieza.

Lava con agua caliente

Lava toda tu ropa de cama (almohadas, fundas, sábanas, etc.) a 60º para eliminar ácaros.

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *