Admítelo, te gusta ser un soltero con buenos gustos y esto lo podrás reflejar muy bien en tu propia habitación. Descubre cómo lograrlo.

Admítelo, te gusta ser un soltero con buenos gustos y esto lo reflejas bien en tu propia habitación.

 

Desde la mesa de billar o un bar exclusivo son ideas que puedes tener en mente, pero debes conocer lo que combina o no en tu cuarto. Algunos de los estilos a considerar son colores que reflejen tu propia identidad, cuando una habitación está sobrecargada de tonos diversos se pierde la identidad que buscas transmitir. Tus muebles pueden hacer juego y tener toques exclusivos, sin perder la armonía visual.

 

También tu habitación podría convertirse en un centro de entretenimiento con televisión y equipo de audio, lo que definitivamente hará que tus amigos o pareja no se quieran ir de casa pero la compañía bien lo vale. Para este tipo de diseño considera cojines, taburetes, sillas, plegables y alfombras cómodas.

 

Los edredones y cortinas no son un accesorio más, deben brindar un aspecto varonil, para ello, elige texturas y diseños oscuros, como rayas o cuadros; olvida los colores pastel y agua. Si te quieres ver más arriesgado, agrega toques de gamuza, seda o cuero, así impregnarás rudeza sin dejar de lado la elegancia.

 

Tus archivos y documentos colócalos en un librero adecuado, no tiene porque ser cuadrado y aburrido, puedes mezclar tus libros favoritos con el recuerdo traído de tu último viaje o una pintura.

 

El enmarcado de la cama o dosel también dan modernidad a tu dormitorio, incluye en tu cama cobijas con temas de tus gustos o aficiones.  No tengas miedo de mostrar tu personalidad.

 

 

 

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *