No hay cosa más incómoda que tus zapatos desprendan olor a pies por donde quiera que vayas, pero no te preocupes no tendrás que botar a la basura tus zapatos favoritos, solo sigue estos sencillos consejos y no volverás a lidiar con esta vergonzosa situación nunca más.

 

Para evitar que el olor a pies se impregne en tu calzado puedes utilizar lo siguiente:

 

 

Bicarbonato de Sódio

 

Este fabuloso polvo tiene la increíble capacidad de absorber los malos olores y la humedad. Puede ser utilizado como talco, dejándolo reposar sin ponerte los zapatos. Coloca una cucharada de bicarbonato en cada zapato, además de las plantillas; deja reposar toda la noche por separado y a la mañana siguiente te olvidarás del mal olor por completo.

 

Aceite esencial del árbol del té

 

Este aceite tiene una propiedad de desinfección debido a por su clara eficacia. Hay dos formas de utilizarlo, puedes dejar caer algunas gotas sobre tus zapatos y plantillas, o puedes pasarlo con un trapo por las plantillas.

 

Limón

 

Puedes utilizar las cáscaras de limón para eliminar los malos olores, solo colocalas dentro de tus zapatos, déjalas reposar allí toda la noche y por la mañana recibirás el día sin malos olores. También puedes utilizar otros cítricos.

 

Lavanda

 

La flor de lavanda no sólo sirve para aromatizar, otro de sus fabulosos beneficios es que puede eliminar los malo olores. Para eliminar los olores de tus zapatos solo pon algunas ramas de lavanda dentro de tus zapatos y déjalos afuera durante la noche para que el aire fresco ayude a eliminar las bacterias que están causando ese mal olor. Al día siguiente no solo habrá desaparecido el mal olor, sino que tus zapatos olerán a campo fresco.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *