Un nuevo miembro llegó a tu familia y así como requiere muchos cuidados especiales, su ropita también necesita un lavado específico, por eso te presentamos algunos consejos para limpiar el atuendo de tu bebé.

 1. Ten en cuenta que la piel de un pequeño es más suave y sensible, de manera que es aconsejable utilizar un jabón neutro e hipoalergénico para bebés. Evita el uso de suavizantes o detergentes ya que contienen sustancias químicas que pueden llegar a perjudicar su cutis y generar alergias.

2. Además de camisetas, pantalones, pijamas, vestidos y otras prendas de vestir, la ropa de bebé incluye sábanas, cobijas, mantitas, baberos, gasas, etc., así que debes considerar todo aquello que esté en contacto directo con la piel de tu niño al momento de lavar. Tal vez crees que la ropa nueva aún no se ha utilizado, pero es recomendable que la laves antes de ser estrenada. 3. Es conveniente separar la ropa de adultos con la de tu bebé, principalmente durante los primeros seis meses. De esta forma, tendrá un lavado independiente y evitarás mezclar la suciedad; también puedes optar por una bolsa protectora para ropa.

4. Si prefieres lavar a mano, talla las prendas con cuidado y revisa que no queden restos de jabón, además deja que sequen bien al sol.

5. Las manchas difíciles son un lío de quitar, pero no son imposibles; así que pon a remojar la prenda de inmediato con agua y jabón para impedir que la mancha se reseque y se pueda eliminar por completo. Otro tip es que viertas agua ligeramente caliente en la mancha y la remuevas poco a poco.

6. Considera que no todas las prendas de un bebé necesitan planchado; aquellas que están elaboradas con materiales sensibles, puedes plancharlas a temperatura baja.Resultado de imagen para ropa bebé

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *