Lavado 

  • Elige un buen jabón de lavado, y además incluye suavizante. La calidad de ambos te ayudará a mantener el buen estado del producto con el tiempo.
  • Admiten agua fría o caliente, y centrifugados largos. ¡Pero cuidado! Si la temperatura del agua es demasiado elevada se achican y pueden perder color.
  • Si son estampadas o de color recomendamos un primer lavado individual, por precaución, para no teñir otras prendas y asegurarte de que son de colores firmes.
  • Si están muy sucias, antes de lavarlas es conveniente dejarlas en remojo. En lo posible durante toda la noche; sino al menos por algunas horas en un recipiente con jabón de lavar.
  • Cuando la composición es una mezcla de algodón con otro tejido, el lavado se realiza teniendo en cuenta el componente con más exigencias.
  • No mezcles la ropa muy chica con la grande, por ejemplo, un calcetín de niño con un mantel de mesa o las sábanas; y trata de que todas tengan más o menos el mismo grado de suciedad.

Secado y planchado

Para facilitar el planchado de las prendas 100% algodón, es conveniente que estén algo húmedas, o bien utilizar la plancha con vaporizador a máxima temperatura.

Durante el secado, simplemente extiéndelas bien y en un lugar aireado.

Si sigues estas estas recomendaciones tu ropa de algodón se conservará mejor y por mucho más tiempo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *