El matrimonio para una pareja significa la consolidación de su relación, además de ser uno de los momentos más importantes en sus vidas. La mayoría de estas parejas quieren tener una boda grande que implica una ceremonia civil, otra religiosa y no puede faltar la gran fiesta después.

Algunas parejas pueden hacer este tipo de gastos para lograr tener la boda de sus sueños, ya que no cuentan con los recursos, limitándose en muchos gastos y convirtiendo este día en un gran dolor de cabeza para los novios. Recuerda que lo más importante de ese día especial es celebrar el amor, disfrutando con amigos y familia.

Consejos de ahorro

Planear una boda puede ser estresante. ¡No dejes todo a última hora! Organizarse con tiempo permitirá acceder a mejores precios del lugar, la fotografía, el video, la cena, entre otros. Recuerda que todo a última hora puede tener un precio más elevado.

Para planificar una boda sin arruinarte puedes optar por compras onlineinvestigar distintas tiendas, comparar precios, planear con tiempo los envíos y aprovechar las ofertas. Además para decorar la boda puedes sustituir elementos costosos como las flores por luces que crean un ambiente mágico y elegante u otros como letras luminosas hechas por ti.

Para que no se te pase nada al organizar tu boda ten en cuenta esta lista:

  • Presupuesto.  Determina cuánto dinero puedes reunir y cuáles son tus prioridades.
  • Fecha.  Todo cuesta más en fechas como primavera o fin de año. Procura separar con 8-12 meses de anticipación.
  • Lista de invitados.  Cada invitado cuesta, es importante definir si quieres una boda con muchas o pocas personas. Respecto a las invitaciones, los detalles hechos a mano o las invitaciones electrónicas siempre son prácticas y sencillas de hacer. Si quieres sorprender siempre puedes hacer una grabación de ustedes para cada invitado.
  • Centro religioso y recepción.  Reservar con tiempo resulta más barato, hay sitios reservados incluso con un año de anticipación.
  • Anillos.  Consulta varias opciones de materiales y recuerda que el oro amarillo es más barato que el oro blanco.
  • Vestido y traje.  Hay telas muy vistosas que no cuestan mucho como la seda, busca opciones. Usar materiales reciclados resulta moderno y conveniente para el bolsillo. Además ayudan al medio ambiente.
  • La comida.  ¿Buffet o cena? Ten en cuenta ambas opciones, un buffet es más económico. No te compliques pidiendo platos y bocadillos exóticos, puede que no a todos les gusten. Es preferible escoger un menú tradicional, algo conocido y de temporada. Recuerda que un menú complicado puede salir más caro.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *