Evita que tu ropa pierda sus colores originales y pon en práctica estos sencillos consejos.

Podría parecer que mantener los colores de nuestra ropa sea un tarea difícil debido a que con el paso del tiempo la vivacidad de sus tonos y tienden a verse opacos. Sin embargo conservarlos es algo fácil.

 

Existen algunos trucos que te ayudarán a conservar el color de tus prendas favoritas igual que el primer día.

 

1.- No mezcles los tonos intensos con la ropa blanca ya que pueden adoptar tonos más oscuros.

 

2.- Puedes poner tu ropa a remojar con agua y sal un día anterior a su lavada. Coloca 1/4 de taza de sal por cada litro de agua fría. Déjalas toda la noche.

 

3.- Sigue al pie de la letra la etiqueta de lavado de cada una de tus prendas.

 

4.- Para que la ropa no se destiña ponla a remojar con vinagre blanco y agua.

 

5.- Al lavar tus prendas en la lavadora voltealas y de esta manera conservarás los tonos y no se mezclarán entre ellos.

 

6.- Utiliza agua fría para que la ropa no pierda su color.

 

7.- Añade al ciclo de lavado ½ taza de bicarbonato de sodio o 1 taza de vinagre blanco. Ambos productos son perfectos para esta función.


8.- Utiliza un detergente adecuado para tus prendas.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *