Después de tomar un baño siempre es reconfortante envolverse en una toalla suave y esponjosa, pero a medida que se van usando, sus fibras pueden irse endureciendo y comienzan a sentirse ásperas.

 

Con estos #Tips7clean conseguirás que tus toallas de baño duren mucho más tiempo agradables al tacto.

 

1.   Puede parecer un consejo algo obvio, pero lavar las toallas por separado de otras prendas impedirá que sus fibras se apelmacen, además evitarás que absorban los colores de otra ropa y también quedarán libres de pelusas.

 

 

2.   ¡Utiliza agua fría! Así de fácil

 

 

3.   Evita que la carga sea muy grande, si las toallas tienen más espacio para lavarse, el agua podrá pasar libremente entre ellas dejándolas mucho más limpias.

 

 

4.   Las toallas nuevas deben lavarse antes de ser usadas, hazlo con la mitad de detergente que usas regularmente y media taza de vinagre y unas gotas de limón esto hará que su color perdure por mucho más tiempo y que su textura sea placentera.

 

 

5.   Al contrario de lo que creerías debes evitar usar mucho suavizante ya que este puede llegar a pudrir el interior de la toalla si se llega a almacenar humedad.

 

 

6.   ¡Sécalas al aire libre! Primero sacúdelas y después extiéndelas y cuélgalas al aire libre pero trata de que no estén muy expuestas a la luz solar.

 

 

7.   Secarlas en la secadora también es buena idea, esto eliminará toda la humedad en el interior de la toalla.

 

 

Recuerda que en #7clean tenemos una división especializada en limpieza de blancos, ven con nosotros y disfruta de la #Experiencia7clean, verás qué dejaremos todas tus toallas con la  suavidad que te gusta.

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *