¿Sueñas con tener un armario ordenado y optimizado?

Hoy queremos darte unos consejos para organizarlo mejor y ganar tiempo por las mañanas.

1. Analiza primero tu armario, haz una selección y deshazte y de las prendas que no usas.
Es recomendable hacerlo un par de veces al año, ya verás como liberas espacio.

2. Clasifica y agrupa las prendas:
– por tipo: pantalones, vestidos, camisas, abrigos, etc.
– por temporada: invierno y verano
– por uso: ropa deportiva, de trabajo, ropa para celebraciones, etc.

3. Reorganiza el interior:
Las prendas que se doblan fácilmente se ponen en los estantes, agrúpalos por tipo (jersey, vaqueros, camisetas). No más de 7-8 prendas. Cuando quieras sacar una prenda de la pila, saca toda la pila, así evitarás que se caiga todo. De la misma manera, evitarás poner una pila de prendas delante de la otra.

Por orden, y si se puede por color, cuélgalas camisas, vestidos, faldas, pantalones y al final chaquetas y abrigos. Evita poner más de una prenda en una percha, y usar las perchas de las tintorerías, o de alambre fino en general, ya que deforman las prendas.

En los estantes más altos deja ropa de la temporada pasada, o cosas que abultan o que usas menos. Y en los estantes de abajo, lo que pesa más.

4. Si tienes armarios con poca profundidad, te recomendarnos nuestro soporte extraíble para perchas, disponible en 4 medidas diferentes, que encontrarás aquí en nuestra tienda.

5. Organiza tus cajones en función de su contenido, un cajón para la ropa interior, otro para los pijamas, calcetines, etc.

6. Lo mejor es tener un zapatero adaptado a tu armario, así tus zapatos no se estropean y quedan ordenados.

7. Usa cajas, queda muy ordenado y “limpio” a la vista. Y si usas etiquetas para identificar su contenido, aún mejor.

8. Ordénalo a menudo. No esperes de nuevo que vuelva el caos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *