Mejorar la casa nunca había estado tan cerca de tus posibilidades

A veces nos gustaría cambiar de ambiente y mudarnos a la casa de nuestros sueños, nos hace falta capital o desesperadamente queremos más espacio.

 

Pero es posible hacer pequeñas remodelaciones que conllevan grandes mejoras con poco esfuerzo y sin rascarse mucho la cabeza para conseguir dinero:

 

 

1.Analiza los puntos fuertes y débiles de la vivienda

 Mejorar la casa nunca había estado tan cerca de tus posibilidades

También es interesante plantearse la estética que se quiere dar y todos aquellos detalles que se buscan dentro de una casa. Para ello es necesario preparar un proyecto concreto, que se ajuste perfectamente a nuestras necesidades y presupuesto, y así evitar futuros errores.

 

 

2.  Usa los nuevos materiales que facilitan la remodelación de los espacios y son económicos

 Mejorar la casa nunca había estado tan cerca de tus posibilidades

La pintura, por ejemplo, es el instrumento ideal para dar un aire nuevo a las viviendas de forma económica y sencilla. Además con la pintura se puede mejorar cualquier estancia, haciéndola más agradable, dando luz o ampliando espacios.

 

 

3. ¿Cómo van las tuberías?

 Mejorar la casa nunca había estado tan cerca de tus posibilidades

Da miedo indagar porque no sabemos qué podemos encontrar. Si estas son de cobre o hierro, las más antiguas, es conveniente revisar tanto el caudal de agua como su estado. Si las tuberías están a la vista, pueden ser sustituidas sin necesidad de levantar el suelo. Una buena solución para renovar el aspecto de las tuberías exteriores puede ser pintarlas del mismo color que la pared o camuflarlas con un mueble alto que actuará de parapeto de las tuberías verticales.

 

 

4. Restaurando la cocina

 Mejorar la casa nunca había estado tan cerca de tus posibilidades

Se pueden forrar o pintar las puertas, las tiendas especializadas ofrecen una amplia gama de estos materiales que cambiarán por completo tu cocina vieja. Lo mismo ocurre con las paredes, sustituir los azulejos resulta caro y engorroso, por el contrario, se pueden renovar pintandolos, aplicando un papel resistente o un vinilo.

 

 

5. No te olvides del baño

 Mejorar la casa nunca había estado tan cerca de tus posibilidades

Sin necesidad de grandes obras y gasto, podemos dejarlo como nuevo si pintamos las paredes con esmaltes sintéticos o papeles y vinilos resistentes a la humedad.

 

En cuanto a los sanitarios, si no están rotos ni en mal estado, una buena medida para actualizarlos puede ser cambiar la grifería del lavabo y ducha, y en el caso del inodoro, sustituir la tapa por una más moderna. Es un cambio muy económico, considerando que hay de todos los precios y algunos de los más baratos son buenos y muy bonitos.

 

 

6. Mejora puertas y ventanas

 Mejorar la casa nunca había estado tan cerca de tus posibilidades

Debemos plantearnos su sustitución, muchas veces una manita de gato es suficiente. En cuanto al color, blancas o del mismo que la pared, suponen un acierto seguro, si son de madera se pueden restaurar y quedarán muy bonitas.

 

 

7. Cambiar y mejorar las habitaciones

 Mejorar la casa nunca había estado tan cerca de tus posibilidades

Los lugares como la sala y el comedor, y por qué no, las recamaras, son más fáciles de cambiar. Sólo debes modificar la disposición de los muebles y tendrás un lienzo donde más puedes  dejar volar la imaginación.

Los textiles juegan un papel fundamental para cambiar el aspecto , pueden ser nuevas cortinas, volver a tapizar las sillas o combinar el sofá con cojines, darán otro aspecto completamente renovado

 


Con todos estos consejos se puede transformar una vivienda sin necesidad de grandes obras y sobre todo, con poco presupuesto. No necesitas cambiarte de casa

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *