Labial atrevido

 

Un lipstick de tono vibrante y atrevido te da ese pop de color que necesita el rostro y no hay ningún otro producto que consiga el mismo efecto.

 

Tip: Aplica el color con el dedo anular, así dejarás una marca de color que alargará la presencia del producto. Después puedes utilizar un bálsamo encima de un color muy parecido. Así obtendrás hidratación, color y más duración del labial.

 

 

 

Iluminador

 

Este básico del maquillaje le proporciona a tu piel un brillo muy sutil y especial.

 

 

Tip: Elige un iluminador líquido color perla si tu piel es clara. Si tu piel es más oliva o morena, entonces busca un iluminador durazno con shimmer sutil. Colócalo en los pómulos y en el tabique de la nariz para un look natural.

 

 

 

Bronzer

 

Este polvo dorado te ayuda a imitar el bronceado de vacaciones, especialmente cuando lo aplicas sobre las mejillas.

 

Tip: No exageres. Aplica poco producto en el perímetro del rostro y en las manzanas de las mejillas.

 

 

Delineador negro

 

Así como el LBD (Little Black Dress), el delineador de ojos en color negro es un básico. Logra definir tus ojos y crea la ilusión de pestañas más abundantes.

 

Tip: Para prevenir que el delineador se vea todo embarrado, delinea los ojos justo por encima de las pestañas y no hagas la línea ancha. Así dará la ilusión de pestañas gruesas porque el delineador casi no se va a ver.

 

 

 

Corrector

 

El producto que te ayudará a esconder las irritaciones y las ojeras.

 

Tip: Para las ojeras usa un corrector de fórmula cremosa que sea capaz de iluminar. Para cubrir imperfecciones opta por un corrector con terminado mate y de larga duración.

 

 

 

 

Rímel

 

Otro básico y uno de mis favoritos, porque es capaz de abrir la mirada y hace que parezcas viva y despierta en pocos segundos.

 

Tip: Después de aplicar dos capas, mira hacia abajo y aplica rímel en la parte superior de las pestañas. Este pequeño truco las hará ver más gruesas y oscuras.

 

 

 

 

Paleta de sombras

 

Un estuche con varios colores que le favorezcan a tu rostro es suficiente, pero recuerda que puedes hacer combinaciones de los tonos.

 

Tip: Te recomiendo que elijas una paleta con tonos neutros (cobre, bronce, taupe) para el día. Para la noche busca una paleta de colores gema (esmeralda, ciruela o safiro).

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *