Nuestro planeta está en peligro cada día, y nosotros somos responsables de este desastre, sin embargo, nunca es demasiado tarde para reparar el daño. La buena noticia es que incluso ahora hay algunas maneras de ayudar a salvar el medio ambiente.

Siembra un árbol

Siembra árboles cuando tengas oportunidad. En lugar de seguir la misma rutina de ver películas y visitar restaurantes con sus amigos, la próxima vez que se reúnan, organice un día en que cada uno siembre una planta. Siembre un árbol en su patio trasero y riegue con regularidad. Incluso un solo árbol puede contribuir mucho para ayudar el medio ambiente.

Compra muebles reciclados

Cuando estés amueblando tu casa, en lugar de comprar muebles nuevos, compra muebles reciclados, no solo evita la tala de árboles, pero también es más económico.

Recicla el periódico

El papel proviene de los árboles. Al reciclarlos, ayudas a salvar una gran cantidad de árboles. Por lo tanto recicla el papel a medida que pueda.

Evita usar bolsas de plástico

Las bolsas de plástico son uno de los peores enemigos del medio ambiente, porque la mayoría no pueden ser reciclados. Por lo tanto, no utilices bolsas de plástico. Hay muchas otras opciones, como las bolsas de papel (que se pueden hacer de los periódicos reciclado​​), sacos de yute, bolsas de tela, etc.

Mantén su vehículo en buen estado

Lleva tu vehículo a un servido regular, ya que no solo es bueno para el vehículo, sino que también evitará la contaminación del aire. Además de esto, el resultado final será un ahorro de gasolina. Asegúrate de tener los filtros de aire limpios y en buen estado y los neumáticos apropiadamente inflados en todo momento. En un intento de contribuir con el medio ambiente, también estará aumentando la vida útil de su vehículo.

Apague las luces que no utilice

Si entras en una habitación, apaga las luce cuando haya terminado. Cuando estás en un solo lugar, el exceso de luz no es ni siquiera necesario. Además, esto ayudará a ahorrar energía eléctrica.

No desperdicies

Evita dejar correr el agua sin supervisión. Cierra el grifo cuando no lo esté utilizando. Lo mismo se aplica los ventiladores y el aire acondicionado.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *