Conoce los colores, la ubicación y los pequeños detalles para llenar de alegría y confort todo tu hogar.

Queremos que cuando hables con tus amistades y familiares de tu hogar, te venga a la menta en mejor lugar en el que hayas estado. Y es que al hablar de nuestra casa debemos expresarnos como un espacio en que nuestra felicidad siempre está presente.

 

¿Alguna vez has experimentado esa horrible sensación de malestar o disgusto al hablar de tu hogar?… esperamos que nunca lo hayas hecho y si es así, aquí te decimos cómo hacer que este sentimiento negativo desaparezca por completo.

 

 

Existen estudios que afirman que los colores, el diseño y la decoración de nuestra vivienda determina nuestros estados de ánimo, emociones y sentimientos

 

Estos secretos en decoración asegurarán que tu hogar sea el lugar más alegre y cómodo en el que jamás hayas estado antes.

 

1. La felicidad viste de amarillo

 

Al utilizar estas tonalidades crearás automáticamente un sentimiento de felicidad entre las personas, ya que este color promueve la creatividad y comunicación.  Puedes combinar el amarillo en tus paredes con otros colores como blanco o verde e incluso puedes añadir flores u otras formas en la decoración

 

 

2. Los pequeños grandes ajustes

 

Si estás aburrido por la forma o ubicación en los muebles, puedes ir pensando en reacomodarlos e instalar nuevos objetos y adornos. Cuando movemos nuestros elementos decorativos en el hogar, se crea en el cerebro una sensación de emoción positiva que nos ayuda a pensar en el diseño final de la vivienda.

 

 

3. Los fabulosos organizadores

 

Esto siempre debes tenerlo en mente. Un hogar feliz es aquel libre de acumulación. Está muy bien si eres amante de coleccionar objetos, lo malo es cuando los tienen regados por diversas partes. En la actualidad existen mil maneras de obtener organizadores que van perfecto con la decoración de tu casa. Puedes comprarlos o hacerlos tú mismo.

 

 

 

4. La alegría del arte

 

Considera obras de arte que iluminen el espacio, como las del movimiento impresionista francés o alguna ilustración que te traiga buenos recuerdos. Lo importante es que tú te sientas feliz.

 

 

5. Y se hizo la luz

 

Un hogar iluminado crea un ambiente de seguridad y bienestar, además de que visualmente se percibe más amplio. Estudios indican que la mala iluminación de un espacio crea sentimientos tristes. Así que, olvídate de colores obscuros y habitaciones sin ventanas o cortinas que no permitan el paso de la luz del día.

 

 

 

6. Añade un toque de naturaleza

 

Las plantas añaden mucha carga positiva a tu hogar. Los colores y texturas que vestirán tus espacios contrastando con el resto de la decoración y el color de tus paredes. Además contar con objetos naturales ayuda a limpiar el aire que respiras dentro de casa.

 

 

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *