Sabías qué el 90% de las veces, el empleado no sabe explicar las razones medibles para obtener una respuesta positiva.

El argumento al momento de pedir un aumento es fundamental y es clave para conseguirlo. Sin embargo, sabías qué el 90% de las veces, el empleado no sabe explicar las razones medibles para obtener una respuesta positiva.

 

Antes de aventurarse se debe tomar en cuenta que al pedir un incremento de sueldo, éste se debe solicitar al jefe directo, ya que de ignorar la jerarquía y saltarse a esta persona, lo único que podría ocurrir serían consecuencias negativas para la persona.

 

Existen otros factores para solicitar un aumento de sueldo, es importante observar el momento que vive el área y la empresa, la situación financiera del lugar, los proyectos a largo plazo y las posibilidades de desarrollo para el puesto.

 

Si el empleado busca conseguir una respuesta afirmativa respecto a ganar más, el primer paso es tener claro cuáles son sus resultados medibles y el valor agregado que aporta a la empresa. Esos puntos son clave para que el superior reconozca la calidad de su trabajo.

 

Conoce las acciones que  te ayudarán a que te den el sí, al momento de pedir un aumento.

 

1. Argumento claro

 Sabías que el 90% de las veces, el empleado no sabe explicar las razones medibles para obtener una respuesta positiva.

¿Ya sabes por qué pedirás un aumento? Antes de iniciar la negociación, debes hacer una autoevaluación para determinar si es tiempo de plantearlo y elaborar una lista de resultados cuantitativos. Se necesitan números y ejemplos para justificar la petición.

 

2. Habla por ti

 Sabías que el 90% de las veces, el empleado no sabe explicar las razones medibles para obtener una respuesta positiva.

Debes tener un plan de acción para no desviarte en la conversación del objetivo de la reunión. Evita compararte con otros colaboradores de la empresa. Enfocate en tu desempeño y logros.

 

3. El tiempo no es argumento

 Sabías que el 90% de las veces, el empleado no sabe explicar las razones medibles para obtener una respuesta positiva.

No se te ocurra hablar de antigüedad, el aumento de salario no va en cuestión del tiempo.

 

Hablar de tu valor agregado implica que jerarquices tus contribuciones más valoradas, lo que no se había conseguido hasta que tú rompiste el esquema o de la mejora de algún resultado o proceso en la organización.

 

4. Abre los ojos a lo ‘real’

 Sabías que el 90% de las veces, el empleado no sabe explicar las razones medibles para obtener una respuesta positiva.

Si la empresa no cuenta con demasiado presupuesto por el momento, se puede negociar otros beneficios, como pedir más flexibilidad en el horario de trabajo, permisos para capacitarse o aumento de ciertas prestaciones como días de vacaciones.

 

5. ¿Y que harías si recibes un NO?

 Sabías que el 90% de las veces, el empleado no sabe explicar las razones medibles para obtener una respuesta positiva.

Evita guardar silencio, pregunta las razones de por qué la negativa. Puede haber motivos válidos por los cuales no se genera el incremento de inmediato, como problemas en el presupuesto de la empresa. Es muy válido solicitar una fecha para consultar de nuevo esta solicitud.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *