Reconocemos la importancia de una alimentación balanceada y el ejercicio regular para poder gozar de una buena salud. Sin embargo, muchas veces nos vemos en problemas cuando se trata de combinar ambas.

En este sentido, existen ciertos alimentos que nunca deberíamos comer luego de hacer ejercicio, pero ¿qué pasa con las comidas previas? ¿Es recomendable ingerir cualquier alimento antes de ejercitarnos? Para aclarar estas dudas, te contamos sobre 3 alimentos que podrían estar saboteando tu entrenamiento físico.

1. Aguacate

Cuenta con grasas que, aunque beneficiosas para el organismo, no se recomienda para las horas previas al entrenamiento ya que pueden generar una sensación de pesadez.

2. Smoothies

Este tipo de bebidas aumentan en gran medida los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede producir un bajón de azúcar en la mitad de tu entrenamiento. Si esto sucede te sentirás sin energía suficiente para continuar y querrás abandonar en la mitad de la clase. Mejor reserva el smoothie para recuperarte del entrenamiento y para saborear las frutas que sean de tu agrado.

 

3. Semillas de Lino

Este tipo de semillas contienen fibra, ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6 y son excelente para limpiar el tracto intestinal, en pocas cantidades. Si consumes semillas de lino en exceso puede darse el efecto contrario: constipación e inflamación. De manera que si piensas incorporar o si ya consumes semillas de lino, intenta no ingerir más de 2 cucharadas por día y, en lo posible, después de ejercitarte.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *