Desafortunadamente algunas personas creen que los modales y la etiqueta son cosa del pasado o  consideran que tener pulcros modales es símbolo de altivez e hipocresía. Evidentemente esto es una idea errónea.

 

Los modales y la etiqueta existen por una simple y sencilla razón ¡hacer más agradable la vida!

 

Lo cierto es que los tiempos y costumbres han cambiado y algunas conductas se han incorporado a nuestra vida, por eso te damos 10 consejos para que seas todo un lord de la nueva era.

 

  1. Si dices la frase “Te invito“ significa que tú vas a pagar. “ Otra forma de decirlo sería” ¿Qué te parece si vamos a un restaurante?“ En ese caso cada uno paga por su cuenta.

     

 

  1. Nunca vayas de visita sin llamar antes. Si alguien llega a tu casa de visita sin previo aviso puedes permitirte lucir la ropa que usas por lo general cuando estas allí solo.

     

 

  1. Nunca coloques tu teléfono inteligente en la mesa. Si lo haces, tus interlocutores interpretarán qué estás esperando cualquier pretexto para terminar con la conversación o que te importa más el teléfono que lo que ocurre a tu alrededor.

 

 

 

  1. Nunca, nunca invites a alguien a una cita romántica para luego hablarle por medio de mensajes de texto. ¡Jamás!

     

 

  1. El hombre no debe llevar la bolsa de la mujer. Y el abrigo de la mujer solo debe ser manipulado por el hombre para llevarlo hasta el perchero o guardarropa. ¿Qué mujer no quiere lucir ella misma ese bolso tan especial?

     

 

  1. Si vas a alguna parte con alguien y él o ella saludó a una persona que tú no conoces deberás saludarla también.

     

     

  1. Al llegar a un cine, un teatro, un concierto la manera correcta de pasar a los lugares asignados es dándole la cara a quienes están sentados. El hombre debe pasar primero (como si le abriera paso a la mujer).

     

 

  1. En presencia de mujeres el hombre sólo podrá fumar si ellas están de acuerdo.

     

 

  1. Sin importar quién seas, al entrar a un recinto, saluda primero.

     

 

  1. Si eres conductor debes recordar que mojar a los transeúntes haciendo pasar el automóvil por un charco es la peor de las faltas de respeto.

     

 

 

Recuerda que en el trabajo y en la vida personal una buena imagen es la llave del éxito.

 

 

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *