Sabemos que las labores domésticas pueden resultar  tediosas, por eso te damos algunos consejos para hacerlas más fáciles y rápidas.

Tu cepillo dental puede ser una herramienta imprescindible para la limpieza de tu casa ¡Te decimos cómo!

Si vas a reutilizar alguno asegúrate de desinfectarlo en agua caliente  durante 5 minutos.

 

1. Teclado de tu computadora

Con el uso, los teclados de las computadoras acumulan polvo y hasta comida. Si estos residuos son difíciles de extraer con un paño, el cepillo de dientes que ya no usas es la herramienta que necesitas.

 

 

2. Secadora de cabello

El filtro trasero de tu secadora de pelo suele acumular cabello y polvo. Para removerlo, ayúdate con un cepillo para dejarlo como nuevo y que funcione con normalidad.

 

 

 

3. Rallador de alimentos

Lo más apropiado es que apenas dejes de usarlo lo enjuagues, para que los alimentos no se peguen. Cuando esto no sucede, un cepillo delgado como este será eficaz para despegarlos.

 

 

4. Cerámica

Si tienes en tu cocina o casa cerámica colocada en paredes o pisos, sabrás que sus ranuras acumulan todo tipo de suciedad. Prepara un recipiente de agua con bicarbonato para devolverle el tono original a esta área de tu hogar.

 

 

5. Recipientes de cocina

El cepillo es ideal para quitar manchas y para remover restos de comida alojados en cuchillos, púas de los tenedores, cazuelas y sartenes.

 

 

 

 

6. Carteras y zapatos

Funciona a la perfección para limpiar las suelas de los zapatos que poseen ranuras o también para peinar las fibras y eliminar las manchas de tus bolsos o carteras.

 

 

7. Cortinas

Específicamente las persianas. Usa el cepillo de dientes para limpiar sus rendijas, que siempre acumulan polvo y grasa.

 

 

8. Pecera

Elimina las algas que se hacen en tu pecera con ayuda de este instrumento de aseo personal. Eso sí, destina este cepillo solo para esta función.

 

 

9. Ventanas

Las superficies delgadas de los marcos de las ventanas son difíciles de limpiar. Usa jabón y un cepillo.

 

 

10. Grifería

En las rejillas de los grifos de tu cocina o baño se filtra el agua y se transforma en suciedad de color gris, negro o hasta verde. Déjalos como nuevos al usar un cepillo de dientes.

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *